Educación para sanar nuestro planeta

La Universidad Rafael Landívar recibió la visita de Dra. Nancy Tuchman y Dr. John Crowly-Buck, de la Universidad Loyola de Chicago, quienes estuvieron compartiendo un taller de capacitación sobre el texto virtual titulado “Healing Earth”.

El título en español es: “Sanando la Tierra”, es un libro electrónico de ciencias ambientales cuyo objetivo es de crear mayor conciencia de los problemas que nuestro planeta afronta a través de las perspectivas de ética, espiritualidad y acción. El material resultante es una colaboración de 90 académicos de diversas instituciones Jesuitas de todo el mundo.

Mediante la utilización de la pedagogía ignaciana, se crea un punto de reunión en el que estudiantes y docentes convergen para una interacción constante de experiencia, reflexión y acción, de esta manera se busca imprimir un enfoque integral en el material. Sanando la Tierra se enfoca en seis áreas de contenido: biodiversidad, recursos naturales, energía, agua, alimentos y cambio climático.

La doctora Nancy Tuchman, profundiza acerca de la herramienta pedagógica:

VU. Tomando en cuenta la perspectiva global que respalda al libro, y la entrada multicultural con la que cuenta ¿Cómo podrían los catedráticos de Landívar, aterrizar esta información a un contexto local?
NT. La idea de contar con una perspectiva global es que nos ayude a todos, sin importar la comunidad o país en el que vivamos, a ver como estos problemas globales, como el cambio climático y la pérdida de biodiversidad, están impactando a las personas alrededor del planeta, no solo a nosotros. Existen personas alrededor del mundo a quienes su diario vivir ya está siendo profundamente impactado por esto, creo que la idea de la globalización es crear conciencia. Atravesamos nuestro día a día sin saber que nuestras propias decisiones, lo que consumimos, usamos y desperdiciamos, causan un impacto en otras personas alrededor del mundo. Entonces, la mejor manera de traer la información del libro al contexto local es preguntarse, qué está haciendo Guatemala para incrementar o reducir los efectos del cambio climático. Cuáles son aquellas cosas que hacemos todos los días que contribuyen al desgaste del planeta o aquellas que son buenas y sustentables y debemos seguir haciendo.

VU. A través del libro, los fenómenos se desarrollan a través de diferentes perspectivas (ciencia, ética, espiritualidad y toma de acción) ¿Puede considerarse alguno de estos como un punto de partida para abordar el contenido?
NT. Es posible comenzar a partir de cualquier lugar, los científicos probablemente iniciaran desde la ciencia, los especialistas de la ética podrían comenzar desde esta perspectiva de los conflictos éticos alrededor del agua, la pérdida de biodiversidad o el cambio climático y luego volver a ver a la ciencia detrás de todo esto para obtener un mejor entendimiento desde este punto. En realidad depende de la manera en que el docente quiera presentar el asunto, no es necesario empezar en algún lugar en específico. El libro está diseñado para que los educadores tomen las piezas y módulos que mejor encajen con lo que están enseñando.

VU. El libro tiene un carácter eminentemente integral ¿Cómo es posible lograr cambiar un enfoque en los alumnos, para que dejen solamente de perseguir una buena nota y pasen a aplicar estos conocimientos a su vida diaria?
NT. Creo que hay muchas aproximaciones diferentes, uno de estos podría ser el buscar entusiasmar a los estudiantes acerca de su responsabilidad que tienen como seres humanos con el planeta y con otras personas. Otra forma podría ser que las notas dependan en la capacidad de los estudiantes de demostrar que están pensando y actuando como ecologistas integrales. Puede haber maneras para dar crédito a estos otros aspectos, no solo al hecho de saber repetir algunos datos científicos, sino enfocarse en la calidad de la integración de los alumnos y que tan grande están pensando.

El libro puede ser consultado en: http://healingearth.ijep.net/es