P. Marco T. Martínez, S. J., nuevo rector de la Universidad Rafael Landívar

De izquierda a derecha:Moseñor Gonzalo de Villa S.J., (rector 1998-2004); Dr. Gabriel Medrano, (rector 1992-1998); P. Marco Tulio Martínez, S.J., rector entrante de la Universidad Rafael Landívar; P. Rolando Alvarado, S.J. (rector 2009 – 2014); P. Eduardo Valdés Barría, S. J., rector saliente (2014 – 2017).

El jueves 26 de enero, a través de un comunicado oficial, el Consejo Directivo de la Universidad Rafael Landívar dio a conocer a la comunidad landivariana acerca del nombramiento del entonces rector de esta casa de estudios, P. Eduardo Valdés Barría, S.J., como nuevo rector del Liceo Javier de Guatemala. El proceso de designación de un nuevo rector dio inicio durante el mes de febrero, de acuerdo a los Estatutos de esta institución. Se tuvo en cuenta como lineamiento principal la continuación y seguimiento de los proyectos y planes establecidos en las políticas institucionales, con fundamento en el Plan Estratégico 2016-2020, el cual fue creado durante la gestión de P. Eduardo Valdés, S. J., y que se suma a la gran cantidad de logros alcanzados bajo su rectorado.

El 16 de febrero del año en curso se conoció que el P. Marco Tulio Martínez, S. J., fue nombrado por el Consejo Directivo como rector para un primer período, comprendido del 1 de marzo del presente año al 29 de febrero de 2020. El P. Marco T. Martínez, S. J. posee una larga trayectoria en la URL, entre los últimos cargos desempeñados destacan: vicedecano y decano de la Facultad de Teología, vicerrector académico y miembro del Consejo Directivo, entre otros. Su preparación académica incluye licenciatura y maestría en Teología; así como estudios de doctorado en Teología en la Universidad de Georgetown y Universidad de Berkeley, Estados Unidos.
El evento oficial de toma de posesión se celebró el 2 de marzo en el Campus Central de la Universidad Rafael Landívar, un acto lleno de emociones: agradecimiento y nostalgia por la despedida del muy querido P. Eduardo Valdés, S. J.; y la bienvenida, acompañada de muchas expectativas y buenos deseos para el padre Marco T. Martínez, S. J. ante este nuevo reto que se le propone.

“Tenemos un ideal espiritual, por eso lo realizamos bajo la forma de compañerismo, personas compañeras. Trabajar para otros, siempre lo hacemos con otros; con otros siempre impulsamos para otros. De ahí nuestra Universidad tiene, quiere y regala una mirada seria y profunda sobre la realidad, la cotidianidad, las personas, el país. Desde allí, hacia la región y el mundo. Así ayudar a discernir por dónde mejor servir desde lo que somos: seres humanos universitarios. Por eso no olvidamos que la unidad se da en medio de la diversidad. Nuestro Sistema Landivariano es una muestra palpable que somos varios, estamos en diversos departamentos y nos enfrentamos a matices diversos de la realidad, pero tenemos y confirmamos un mismo sentir y un mismo modo de proceder.” Estas fueron algunas palabras dirigidas por el rector saliente a los presentes, dando énfasis a que la identidad Jesuita debe ser el mecanismo que guie la incidencia de la Universidad Rafal Landívar en la sociedad.

Con mucha concordancia y como complemento a lo expresado por P. Eduardo Valdés, S. J., el nuevo rector recordó a la comunidad landivariana acerca del papel protagónico que debe tomar esta casa de estudios ante las dificultades que afronta el país y debe ver estos desafíos de frente y nunca darles la espalda: “La Universidad no puede estar divorciada de la realidad del país. Quizá los pobres encuentran muchísimas trabas para llegar a la Universidad, pero la Universidad tiene que llegar al mundo de los pobres. De alguna manera la Landívar lo hace, con sus campus y sedes y atiende a más de 20,000 estudiantes en el interior. La Universidad tiene un compromiso con la sociedad porque no es un fin en sí misma y por tanto debe responder a esos problemas de la realidad y sobre todo ofrecer posibilidades viables y reales de solución. Eso sí, la Universidad no debe ser un lugar de protestas, sino de propuestas. Tenemos que trabajar nosotros con desinterés y con lucidez, Guatemala necesita mucho sacrificio, mucho pensamiento y mucha creatividad para salir adelante.”

Por otro lado, el padre Marco T. Martínez, S. J. también considera que para hacer frente a la realidad nacional, es necesario que la Universidad responda y esté actualizada al entorno contemporáneo y sepa hacer el mejor uso de los avances tecnológicos para hacer su trabajo de la mejor manera, desde las áreas administrativas de la institución, hasta los salones de clase a través de todos sus docentes. Asimismo el rector también cree que es necesario ver al futuro con los pies sobre la tierra, siempre teniendo en mente la esperanza dada a nosotros por Cristo a pesar de las dificultades que se presenten. “(…) Tenemos que estar impregnados de una profunda esperanza, que brota de la fe, reconociendo que la fuerza no viene de nosotros sino de Dios”.

(Izquierda) P. Marco Tulio Martínez, S. J., nuevo rector de la Universidad Rafael Landívar;
(derecha) P. Eduardo Valdés, rector saliente.