El auténtico sentido de la vida
Arrow
Arrow
Slider

El auténtico sentido de la vida

28 Noviembre 2018, 11:30 am Written by 

“Yo he venido para que tengan vida, y vida en abundancia…” (Juan 10, 10b)

Estamos a pocos días de conmemorar que hace ya más de 2000 años Dios se hizo hombre y vino a esta tierra (Fil 2, 6 – 8), dejando claro en todo momento que su mayor objetivo siempre fue darle sentido de vida al ser humano, en palabras de Jesús “Vida y vida en abundancia”. Ahora cabe preguntarse si la sociedad actual recibe y vive esa gracia que el mismo JESUS nos trajo como una prueba extrema de la misericordia de Dios al hombre (Jn 3, 16 – 17).

Primero deseo tomar dos opiniones o metáforas de las características sociales de la actualidad; por una parte la metáfora de “la sociedad liquida” aportada por Bauman, quien destaca entre sus principales características: “Precariedad de los vínculos humanos, individualista, privatizada, carácter transitorio y volátil de las relaciones, un amor flotante y sin responsabilidad por el otro, sin rostro (típico de la web), siempre cambiante y cada vez más imprevisible, así como un estado decadente del bienestar” . Por otro lado mencionar también la metáfora del “Hombre Ligth” aportado por Enrique Rojas, quien comparte el siguiente concepto: “el hombre light, un sujeto que lleva por bandera una tetralogía nihilista: hedonismo-consumismo-permisividad-relatividad. Todos ellos enhebrados por el materialismo.... y un hombre sin sustancia, sin contenido, entregado al dinero, al poder, al éxito y al gozo ilimitado y sin restricciones.” De lo anterior se puede entonces concluir que la sociedad del día de hoy se ha apartado totalmente del auténtico sentido de la vida, por lo que su forma de vida y/o actitud ante la vida está muy distante de la vida que Jesús vino a traernos.

Nosotros los seguidores de Jesús o también llamados “Cristianos” podríamos tranquilizar nuestra conciencia pensando que lo importante es vivir los principios cristianos de la vida y por lo tanto encontrar el sentido de la vida, no importando el camino que tome nuestra sociedad. Sin embargo se debe ser consiente en primer lugar que en la medida que se es indiferente ante la realidad social, en esa misma medida la sociedad nos absorbe y nos hace seguir y practicar sus principios, haciendo que nos olvidemos de ser auténticamente cristianos. En segundo lugar debemos tener en cuenta que hemos sido enviados por el mismo Jesús a proclamar la buena nueva (Mt 28, 19 – 20), con un mensaje que llegue al corazón de la humanidad, que anuncie con ímpetu el verdadero sentido de la vida, el cual solo puede ser encontrado en la persona de JESÚS, en su seguimiento, en la práctica de la auténtica misericordia y el servicio alegre y desinteresado por el prójimo.

Finalmente es importante tener un corazón dispuesto en el seguimiento de Jesús, dejarnos llenar del Espíritu Santo y ser saciados de la misericordia del padre; que nos permita ser auténticamente cristianos y ayudar a nuestro prójimo a superar esos estereotipos sociales de hoy, como lo son “La sociedad liquida” y “El hombre ligth”, que no le permite encontrar la verdadera felicidad y sobre todo el auténtico sentido de la vida.

-Moises Isaias Ramirez Mejía
 Miembro del grupo Teólogos del Pueblo.

Copyright 2017 Universidad Rafael Landívar

JoomShaper