Lección Inaugural 2018 "Imaginar al otro"

12 Febrero 2018, 4:38 pm

El seis de febrero dentro de las instalaciones de la Universidad Rafael Landívar, se llevó a cabo la Lección Inaugural del ciclo académico 2018, acto con el tema “imaginar al otro” dictada por el escritor Dr. Sergio Ramírez, premio Miguel de Cervantes 2017.

 

En la mesa principal asistieron las autoridades de esta casa de estudios, la Licda. Fabiola Padilla; el Padre Orlando Aguilar, S. J.; el Dr. Juventino Gálvez; el Padre Julio Enrique Moreira; el padre Rolando Alvarado López, S. J.; el Padre Marco T. Martínez, S.J.; el Dr. Sergio Ramírez; la Dra. Lucrecia Méndez; el Mgtr. Ariel Rivera; la Mgtr. Ma. Eugenia de Tefel y el Padre José María Ferrero, S. j.

Una breve reseña del Dr. Sergio Ramírez:

Nació en Masatepe, Nicaragua. Es doctor en Derecho por la Universidad Nacional Autónoma en León. Publicó su primer libro “Cuentos” a los 20 años. En 1968 y 1976 fue electo como Secretario General de la Confederación de Universidades Centroamericanas (CSUCA). Le han sido otorgados varios doctorados honoris causa en diversas universidades prestigiosas.

En 1977 encabezó el grupo de los Doce, donde luchó contra el régimen de Somoza. Integró la Junta de Gobierno de Reconstrucción Nacional y fue electo vicepresidente en 1984. Presidió el Consejo Nacional de Educación y fundó la Editorial Nueva Nicaragua en 1981. En 1996 rompió con el Frente Sandinista y se retiró de la política para retomar su vida de escritor.

Su novela “Castigo divino” (1988) obtuvo el Premio Dashiell Hammett en España, y la siguiente, “Un baile de máscaras”, ganó el Premio Laure Bataillon a la mejor novela extranjera traducida en Francia en 1998. “Margarita, está linda la mar” ganó el Premio Alfaguara en 1998, además del Premio Latinoamericano José María Arguedas, otorgado por Casa de las Américas en Cuba.

Otros de sus libros son: Mentiras verdaderas (ensayos sobre la creación literaria, 2001); los volúmenes de cuentos Catalina y Catalina (2001), El reino animal (2007), y Flores oscuras (2013); así como las novelas: Sombras nada más (2002), Mil y una muertes (2005), El cielo llora por mí (2008), La fugitiva (2011), que obtuvo el premio Bleu Metropole en Montreal, Canadá, en 2013 y Sara en 2015. La última de ellas es Ya nadie llora por mí (2017). También ha publicado sus memorias de la revolución; Adiós muchachos (1999). Bajo el sello del Fondo de Cultura Económica, en 2014 se publicaron sus Cuentos completos.

Obtuvo diversos premios como: Premio Iberoamericano de Letras José Donoso por el conjunto de su obra literaria (Chile, 2011). Premio Internacional Carlos Fuentes a la Creación Literaria en Idioma Español (México, 2014). Premio Miguel de Cervantes (España, 2017). Traducido a más de quince idiomas.

Dentro de su discurso señaló lo siguiente:

“Olvidamos que las sociedades centroamericanas en que nacieron siguen siendo injustas, divididas entre quienes tienen mucho, o demasiado, y quienes viven al margen porque no tienen oportunidades, empezando por la educación, cuyos déficits y deficiencias siguen representando el impedimento más frustrante para el desarrollo.

Y estos niños que emigran, y que serán deportados masivamente y devueltos a los lugares donde iniciaron su éxodo, nacieron sin esperanzas y por eso van a buscarlas lejos. Huyen del reclutamiento forzoso de las pandillas criminales, igual que sus padres huyen de la violencia del narcotráfico y de la violencia que significa la miseria.

El prójimo es el próximo, el que está cerca de nosotros. Nos identificamos con él, lo hacemos parte nuestra. La solidaridad se vuelve identidad, y entonces somos capaces de sentirlo dentro de nosotros, saltando barreras y prejuicios, anulando distancias.

En un mundo como el de hoy, donde las peores amenazas contra la convivencia humana provienen del terrorismo, la discriminación, el racismo, la intolerancia política y religiosa, los nacionalismos exacerbados, la resurrección del fascismo aún en Europa, la posverdad, las realidades alternativas, el desprecio a la diversidad, la persecución y el acoso contra los emigrantes, debemos tomar partido. Y el sentimiento de exclusión que es tan íntimo en el corazón humano, y se halla tan soterrado, debemos sacarlo a flote, enfrentarlo, y combatirlo. Desarraigarlo de nosotros”.

Por último, resaltó que: “Más allá de la simple tolerancia es que empieza la verdadera aventura, la de abrirse camino hacia los otros, en busca de encontrarnos con ellos. El camino es largo y azaroso, no hay duda. Pero hay que empezarlo a andar”, fue así como se dio apertura el ciclo académico 2018 en las instalaciones de esta casa de estudios. RMTV

Copyright 2017 Universidad Rafael Landívar

JoomShaper