Noticias

Noticias Agenda

La Resurrección de Jesús y nuestra resurrección

abril 4, 2018
La Resurrección de Jesús y nuestra resurrección imagen

Lic. Vitalino Aníbal Ajanel Alvarado
Miembro de Teólogos del Pueblo

Anuncien a todos la alegría del Señor resucitado: Jesucristo ha vencido a la muerte y al pecado y vive y reina glorioso por los siglos de los siglos.

Nos enseña el Catecismo que desde las primeras comunidades cristianas (quienes vivieron este acontecimiento real e históricamente comprobado), nos ha sido transmitida esta verdad como central y fundamental, y se ha convertido en un dogma que es la verdad culminante de nuestra fe en Cristo.

Con la anterior afirmación estamos de acuerdo y no hallamos en ella problema alguno, porque se evidencia con el sepulcro vacío, las apariciones del resucitado, los testimonios de sus seguidores y otras pruebas expresadas en las sagradas escrituras.

Lo que interesa es desentrañar el sentido y alcance salvífico de la Resurrección, ya que la Resurrección es la confirmación de todo lo que Cristo hizo y enseñó y es el principio de nuestra propia resurrección, de esa cuenta, basta con repasar los Evangelios para comprender qué hizo y qué enseñó el Jesús histórico.

En este repaso no debemos perder de vista a quienes fueron los destinatarios privilegiados de la predicación, dichos y hechos de Jesús, de ellos nos habla Lucas al expresar que Jesús: “fue ungido para anunciar a los pobres la Buena Nueva”, fue “enviado a proclamar la liberación a los cautivos y la vista a los ciegos, para dar la libertad a los oprimidos y proclamar un año de gracia del Señor” (Cfr. Lc 4, 16-21).

Ahora bien, todos estamos llamados a anunciar la vida y no tenemos que esperar la muerte física para resucitar o ayudar a que resuciten nuestros hermanos, precisamente los que ahora están en esa posición tan marginada, maltratada y menos favorecida.

Nosotros podemos resucitar de nuestras dificultades y problemas, de nuestras ataduras y apegos y podemos ayudar a resucitar a los demás si nos volvemos solidarios con los más necesitados, si los ayudamos a organizarse para defender y exigir sus derechos, como Jesús que antepuso la vida y la dignidad de las personas ante toda norma religiosa o precepto prohibitivo, por eso arriesgó hasta su vida, curando a los enfermos, liberando a los endemoniados y prometiendo felicidad a los que sufren y lloran, no le importó relacionarse con los pecadores y los impuros, para devolverles su dignidad, por eso el Reino de Dios se entiende a través de hechos concretos que dignifican la vida; y nosotros somos seguidores de un Cristo vivo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Artículos relacionados

Día internacional por la educación: una apuesta urgente por el futuro Image

Día internacional por la educación: una apuesta urgente por el futuro

enero 26, 2021

Hosy Orozco Director del Departamento de Educación El 2018 la Asamblea General de las Naciones Unidas (ONU) proclamó el 24...

Leer más
El inicio de una historia, un sueño hecho realidad Image

El inicio de una historia, un sueño hecho realidad

enero 22, 2021

Camino a los 60 años Durante el Siglo XX, un grupo de personas entusiastas, quienes formaban el Patronato de la...

Leer más
Superando la pandemia y retomando el 2021 con renovado entusiasmo Image

Superando la pandemia y retomando el 2021 con renovado entusiasmo

enero 20, 2021

Enero, 2021 El 2020, que quizás no quisiéramos tener que recordar, fue el año de la Pandemia del COVID19 que...

Leer más

Ubicaciones