Noticias

Noticias Agenda

La Tierra

abril 10, 2019
La Tierra imagen

Claudio Alberto Escalante Peña
Miembro de Teólogos del Pueblo

El hombre es creado para alabar, hacer reverencia y servir a Dios nuestro Señor, y mediante esto salvar su alma; y las otras cosas sobre la faz de la tierra son creadas para el hombre y para que le ayuden a conseguir el fin para el que es creado. De donde se sigue que el hombre tanto ha de usar de ellas cuanto le ayuden para su fin, y tanto debe privarse de ellas cuanto para ello le impiden.

San Ignacio de Loyola en el principio y fundamento, de sus Ejercicios Espirituales, plantea la ley del: “Tanto-cuanto”, siendo unas de las premisas ignacianas que han hecho mucho eco en las personas con conciencia ecológica, porque se entiende que, Dios pone todo lo creado al servicio del hombre, para que use de la creación, lo necesario para poder alcanzar su felicidad y tener una vida digna. Pero, el hombre, por su misma ambición y sus ansias de poder, ha hecho mal uso de las riquezas que produce la madre tierra, lo que está ocasionando, poco a poco su destrucción.

Las culturas ancestrales, tuvieron gran respeto a la tierra, por ello, Mayas (Qanan Ulew), Aztecas (Tonantzin) e Incas (Pachamama), le rendían culto, por ser, la dadora de vida, de donde se proviene y a donde se ha de volver; la que da lo necesario para poder subsistir y ser feliz; y como de ella provenía la vida, se tenía que cuidar y rendirle culto.

En la actualidad, se percibe como la “casa común”, así como llamó el Papa Francisco a la tierra, está siendo devastada, uno de los problemas más fuertes, ha sido la industrialización, que está acabando, con las pocas áreas verdes en todo el planeta. En Guatemala, se está pagando caro este abuso hacia la creación, viéndose reflejado en tantos incendios forestales, que han consumido gran cantidad de hectáreas de bosques en las últimas semanas, y no solo en el país, en México y Chile, también se ve cómo la tierra está llorando y clamando, porque poco a poco esta siendo aniquilada, por el mismo hombre, a quien Dios, le había encargado su cuidado.

Por eso no sorprende, que en una película estrenada hace unos meses, de estas de ficción, llamada Aquaman, en una de sus escenas, se realice una pequeña reflexión sobre la contaminación que están sufriendo los océanos del mundo, lo cual es una llamada de atención y debe hacer tomar conciencia a toda la humanidad sobre el daño que se le está haciendo a la vida marina y por consiguiente también a la misma creación.

Ya es tiempo, que se cambie la forma de tratar a la madre tierra, la casa común, donde han vivido muchas generaciones y vivirán otras muchas más, teniendo el cuidado que ella necesita, para que un futuro no muy lejano, la humanidad no se tenga que arrepentir del daño ocasionado a la obra hecha por Dios, a la que se le llama tierra.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Artículos relacionados

Transformadores – Innovación en la Industria de Energía  Image

Transformadores – Innovación en la Industria de Energía 

septiembre 28, 2020

Estudiante landivariana fue acreedora del primer lugar de la categoría Innovación urbana y energética del concurso universitario Transformadores, Innovación en...

Leer más
Academia e innovación Image

Academia e innovación

septiembre 25, 2020

Universidad, Ciencia y Transformación Social  Del 22 al 24 de septiembre, la Vicerrectoría de Investigación y Proyección (VRIP), llevó a...

Leer más
La importancia de la ciencia de datos para la lucha contra el Covid-19 Image

La importancia de la ciencia de datos para la lucha contra el Covid-19

septiembre 23, 2020

La Universidad Rafael Landívar, la Universidad de San Carlos de Guatemala y la Plataforma Guatemalteca Interuniversitaria para la Gestión de...

Leer más

Ubicaciones