Noticias

Noticias Agenda

Sé quién soy y me encuentro contigo

agosto 7, 2018
Sé quién soy y me encuentro contigo imagen

Por: Raquel Marroquín

Saber quién eres en realidad, es un proceso complejo, que conlleva un tiempo indefinido para lograr tu aceptación física, emocional e intelectual. Es complejo porque existen muchos miedos; el principal es el miedo a ser juzgado y rechazado por los demás. Este hace que no salgas de tu “caparazón” y termines diciendo o haciendo las cosas que los demás esperan y desean de ti.

El deseo de ser aceptado por las demás personas puede ser muy fuerte y preferimos refugiar al verdadero “yo” para evitar ser lastimados. Actuando de esta forma las relaciones con amistades, familia, compañeros de trabajo, etc., son relaciones aparentes porque en realidad no hay un significado personal.

Para ser real, para ser auténtico, debes conocerte primero, explorarte a ti mismo, experimentar las reacciones de tu mente y de tu cuerpo, sentir tus emociones, saber tus capacidades y tus límites, tus cualidades y defectos, escuchar tu voz interior para así llegar a la autoaceptación. Al tener esa conexión con tu yo, te acercas más a ser una persona plenamente humana. Carl Rogers dice que la persona auténtica es “la persona que funciona perfectamente”. Abraham Maslow llama a esta persona “la persona que se autorrealiza”. La persona plenamente humana sabe encontrar un justo equilibrio entre la introversión y la extroversión. El equilibrio es la primera condición para el crecimiento.

Al lograr esa interioridad (introversión) serás capaz de exteriorizarla (extroversión), estarás abierto a ese mundo que desea conocerte y tú estarás dispuesto a conocerlo, estarás listo para disfrutar relaciones interpersonales con sentido, para experimentar el “encuentro” con otra persona. En el lenguaje de la psicología existencial, encuentro indica una relación entre dos personas, es una comunión o comunicación completa. Esa persona entra en tu mundo real y tú entras al mundo real de ella.

Al momento de “arriesgarte” por ese encuentro necesitarás la ayuda de esa persona al igual que esa persona necesitará de la tuya. Ambos deberán de comprender, no juzgar, ser asertivos y sinceros en su comunicación, decirle quién eres y viceversa. Al ser capaz de gozar uno o varios encuentros, estarás experimentando ese equilibrio que conlleva al crecimiento personal.

Es así como llegas a conocerte, aceptarte y abrirte al mundo, te quitas una carga de encima, le quitas importancia al qué dirán y te sientes libre, aceptado y querido por ti.

Las personas que prefieren refugiarse y evitar esa comunión, terminan con relaciones sujeto-objeto, quiere decir que ven a los demás como fuentes de placer, son sujetos manipulables, que usan a las personas para el momento.

La vida humana tiene sus leyes. Una es la siguiente: debemos usar las cosas y amar a las personas. Quien vive toda su vida al nivel sujeto-objeto ama las cosas y usa a las personas. Firma la sentencia de muerte a su felicidad y a su plenitud.

Cinco niveles de comunicación

Corresponden a la voluntad de salir de sí mismo y comunicarse con los otros. La mayoría de las personas sienten incomodidad para revelar la propia desnudez interior.

Quinto nivel: Conversación estereotipada

Es el nivel más bajo de la comunicación de sí. Se dicen frases convencionales, en realidad no estamos interesados en lo que preguntamos o decimos. Es la conversación típica del “hola cómo estas, bien gracias”.

Cuarto nivel: Narrar los hechos ajenos

En este nivel nos limitamos a hablar lo que ha hecho o dicho otra persona. No hacemos ningún comentario personal que revelaría algo de nosotros.

Tercer nivel: Mis ideas y opiniones

Ya comunicamos algo de nuestra persona. Antes de hacerlo estamos atentos a la reacción de los demás, si vemos rechazo, aburrimiento, nos alejamos de nuevo y cambiamos el tema diciendo lo que quieren escuchar.

Segundo nivel: Mis sentimientos (emociones)

Si realmente queremos decir quién somos, debemos hablar con las entrañas (gut level) tanto como con la cabeza. Esto quiere decir que al expresar nuestras ideas es necesario describir nuestros sentimientos, esos sentimientos son únicamente nuestros. En este nivel compartimos nuestros sentimientos.

Primer nivel: La cumbre de la comunicación

En este nivel ambos experimentamos una empatía recíproca casi total, vivimos una situación con la misma intensidad y con una común orientación interior: es la llamada “empatía”. La comunicación alcanza su cumbre, su plenitud. Hay total apertura y lealtad, completa comunión emocional y personal.

Analiza en qué nivel de comunicación te encuentras, trata de llegar al primero, tomate tu tiempo y atrévete a tener ese encuentro.

Referencias
Powell, J. (s.f) Por qué tengo miedo de decirte quién soy. Bogotá, Colombia.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Artículos relacionados

Enseñanza de matemática en pandemia: una oportunidad Image

Enseñanza de matemática en pandemia: una oportunidad

abril 19, 2021

Nadia Lorena Díaz BanegasCoordinadora AcadémicaProfesorado y Licenciatura en la Enseñanza de Matemática y FísicaDepartamento de Educación La enseñanza en este...

Leer más
Teoría y práctica profesional, elementos inseparables de la formación académica Image

Teoría y práctica profesional, elementos inseparables de la formación académica

abril 16, 2021

José Manuel Monterroso Padilla – Coordinador de Área Académica Departamento de Educación, Facultad de Humanidades En las últimas décadas, como...

Leer más
Haz la prueba, y verás qué bueno es el Señor Image

Haz la prueba, y verás qué bueno es el Señor

abril 14, 2021

Paulina Samayoa M. de Guerra En esta segunda semana de Pascua, el Salmo 33 nos invita a responder: “Haz la...

Leer más

Ubicaciones