Edición No. 1

Prólogo

Desde el Movimiento Ignaciano de Formación Integral (MIFI), propuesto por la Provincia Jesuítica de Centroamérica, e inserto en la Universidad Rafael Landívar de Guatemala, intentamos no solo promover la espiritualidad ignaciana, sino hacerla dialogar con los acontecimientos sociales, ambientales, políticos, económicos y éticos, desde nuestro entorno principalmente centroamericano. Una manera de poder compartir con el público lo que estamos trabajando desde el MIFI es por medio de nuestro blog, al que hemos denominado «Ignacianerías». Pretendemos poder ofrecer tres entregas, por lo menos cada año, con temáticas que parezcan pertinentes para analizar los retos que presentan nuestras realidades y delinear conjuntamente caminos de vida y esperanza para la humanidad y la Tierra.

El tema que nos ocupa en esta primera entrega es el martirio. En países como Guatemala, hay muchos testimonios, sobre todo de religiosos, religiosas y sacerdotes, que han dado su vida por la causa del evangelio.  Ahora bien, el número de personas laicas que han muerto por las causas de la justicia es inmensamente mayor. Conocemos algunos de esos nombres, pero otros muchos quedan en el anonimato. 

Para iluminarnos en este sentido, presentamos un artículo de nuestro compañero jesuita Juan Hernández Pico, El Espíritu y la autoridad de los mártires, donde habla explícitamente de los mártires de la UCA en San Salvador. El enfoque de un tema que ha sido tratado ampliamente, es en este caso el papel del Espíritu en el martirio y la autoridad de los mártires.   El autor escudriña la sicología de los mártires y el papel «defensor» del Espíritu en todo ello.

La aportación de la Dra. Úrsula Roldán, investigadora de la Universidad Rafael Landívar, pone de relieve el martirio que han sufrido miles de personas, muchas de ella innominadas, a causa de la lucha por la equidad y la justicia en general. El martirio de esas personas sin nombre, esperamos que sea «semilla de cristianos», como se decía en la antigüedad. Es decir, esperanza y posibilidad del surgimiento de gente que siga muy de cerca el camino de Jesús, luchando para declarar y contribuir a hacer realidad que «otro mundo es posible». Ese seguimiento, como él mismo lo indicó, implicará muchas veces desafíos y hasta la muerte, por su causa.

El aporte del artículo de mi autoría sobre Rutilio Grande, primer mártir jesuita de El Salvador, está escrito en forma de una pretendida carta abierta a Rutilio, comentándole sus homilías con las alocuciones del papa Francisco.

Esperamos que esta primera entrega pueda ser de utilidad, referencia y desafío para quienes comienzan a visitarnos

Carlos Rafael Cabarrús, S. J.


¿Interesado en estudiar en la URL?

Visita nuestra página de Admisiones

Ubicaciones